Preguntas y Respuestas

Covid 19 y Síndrome de Down

La información presentada es brindada por el Dr. David Combariza, Médico Epidemiólogo
Presidente Junta Directiva Corporación Síndrome de Down

Fecha: Febrero 09 de 2021

Los estudios realizados a la fecha por entidades como la Sociedad de Investigación en Trisomía 21 han permitido identificar que de manera general el aumento del riesgo de presentar complicaciones o un desenlace adverso de COVID-19 en las personas con Síndrome de Down (SD) se relaciona con la edad y con la presencia de otras condiciones de salud como enfermedades crónicas cardiacas, pulmonares o renales, obesidad, apnea del sueño o inmunosupresión.

Los resultados de los estudios concluyen que los adultos con síndrome de Down mayores de 40 años presentan un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad más severa que los lleve a la muerte, por lo cual deben ser considerados como personas con alta vulnerabilidad ante COVID 19. Respecto a adultos entre 18 y 40 años, su riesgo de requerir hospitalización y desarrollar enfermedad grave, va a estar relacionado con la presencia de condiciones de comorbilidad de base, como las ya mencionadas.

Respecto a los niños y jóvenes con síndrome de Down, la información disponible a la fecha ha mostrado que la gran mayoría de ellos no se enferman gravemente y que de manera general, la infección se comporta de forma muy similar a niños sin SD, por lo cual no se consideran de alto riesgo y deberían poder asistir a sus actividades educativas o terapéuticas, siguiendo las recomendaciones de distanciamiento, lavado de manos y uso de tapabocas; sin embargo, el riesgo puede variar en el caso de que el niño o el joven tenga alguna enfermedad de base que represente comorbilidad.

Teniendo en cuenta que las investigaciones realizadas por la Academia Americana de Pediatría han identificado que las personas con Síndrome de Down tienden una mayor tendencia a desarrollar complicaciones o requerir hospitalización cuando desarrollan infecciones respiratorias virales o presentan una enfermedad respiratoria crónica, se considera que presentar alteraciones respiratorias crónicas es un factor que incrementa el riesgo. Así mismo, alteraciones inmunitarias o tratamientos que lleven a la reducción de las defensas (inmunosupresión), hacen parte de las comorbilidades que incrementan el riesgo de un posible desenlace adverso en caso de contraer una infección por SARS CoV-2 (COVID 19) en niños y jóvenes

De acuerdo a lo comentado, los adultos mayores de 40 años, así como los jóvenes y adultos con alguna de las comorbilidades de mayor riesgo, pueden estar más seguros si permanecen aislados y solo salen para actividades estrictamente necesarias como los controles médicos. Así mismo, los niños, jóvenes o adultos que presenten características comportamentales que dificulten el adecuado cumplimiento de las medidas establecidas en los protocolos de bioseguridad (ej: intolerancia al tapabocas), pueden estar más seguros en casa, mientras se logra el control de la infección con las medidas como la vacunación general.

Claro que si, especialmente en mayores de 40 años. Los ensayos clínicos realizados a las diferentes vacunas han cumplido los requisitos de seguridad y eficacia de las agencias reguladoras, y no hay evidencias que hagan pensar que la vacuna represente algún riesgo adicional, por lo cual, de acuerdo al plan de vacunación establecido por el Gobierno Nacional, se espera poder vacunar a todas las personas mayores de 18 años. Así mismo, es muy importante que el grupo familiar se vacune, una vez la vacuna esté disponible, con el fin de reducir el riesgo de infección.

Debido a que el desarrollo de las vacunas ha sido ejecutado en un periodo de tiempo récord, los estudios no han incluido niños, por lo cual las farmacéuticas desarrolladoras no han autorizado su uso en niños. Pfizer recomienda su vacuna para mayores de 16 años y Moderna para mayores de 18 años. Esto lleva a que temporalmente no se tenga suficiente información de seguridad y efectividad de la vacuna, para su aplicación en menores. Una vez se cuente con más información, se definirá de qué manera se realizará el proceso de vacunación en menores de 18 años.

De manera general, no se recomienda la vacuna a personas con antecedentes de reacciones alérgicas graves. Para personas con enfermedades que reducen la inmunidad, se ha considerado que el riesgo es inferior al beneficio de aplicarse la vacuna, por lo cual se debe aplicar; sin embargo, como esta información se ha obtenido de población general sin síndrome de Down, aún existen preocupaciones respecto al eventual riesgo de autoinmunidad que pueda desencadenar a vacuna.

Para el retorno a las actividades presenciales se deben tener en cuenta las medidas ya conocidas para la prevención del contagio, entre las cuales se encuentra el control de temperatura, el distanciamiento físico, el uso de tapabocas, el lavado de manos, la etiqueta respiratoria, la limpieza y desinfección periódica de superficies, entre otros. La identificación y auto reporte de síntomas es importante para conocer si alguno de los chicos o familiares pueda estar cursando con la infección evitar y de esa manera consultar al servicio de salud oportunamente y evitar la dispersión del virus.

En general, desde los dos años de edad, debe usarse el tapabocas de forma permanente en los escenarios en los que exista riesgo de exposición al virus. Para los menores de dos años no se aconseja su uso debido a que sus vías aéreas son más pequeñas y les cuesta respirar a través de una mascarilla, además, como es un objeto incómodo, intentarán quitársela y se tocarán muchas veces la cara, lo cual podría incrementar el riesgo de contagio. En los bebés resulta difícil que ellos mismos se retiren la mascarilla si presentan dificultad para respirar, lo cual incrementa el riesgo de asfixia.

En las siguientes direcciones web se puede encontrar más información respecto al COVID 19 y el síndrome de Down:


Fundación Global para el Síndrome de Down https://www.globaldownsyndrome.org/covid-19/


Grupo de interés médico en el síndrome de Down – Reino Unido https://www.dsmig.org.uk/covid-19-and-down-syndrome/


Grupo de interés médico en el síndrome de Down – Estados Unidos https://www.dsmig-usa.org/covid19


Down España https://www.sindromedown.net/noticia/nuevos-datos-sobre-covid-19-y-sindrome-de-down/

La Corporación Síndrome de Down, de acuerdo a la información disponible y a las recomendaciones de las instituciones que realizan investigaciones en aspectos de salud en las personas con síndrome de Down, considera que todos los adultos mayores de 18 años con síndrome de Down deben ser vacunados una vez la vacuna se encuentre disponible (se está avanzando una solicitud de priorización por vulnerabilidad).

Se espera que cuando se publiquen los resultados de los estudios de la vacuna en población menor de 18 años, se pueda proceder a vacunar a este grupo poblacional. Mientras se logra el acceso a la vacuna, los adultos con síndrome de Down mayores de 40 años, y los menores de 40 con factores o comorbilidades de riesgo, deben mantenerse aislados debido a que son más susceptibles a las complicaciones de la infección por COVID- 19. Por su parte, los niños, jóvenes y adultos menores de 40 años, que no tengan comorbilidades de riesgo, podrían retornar a las actividades presenciales, guardando el cumplimiento a las medidas de bioseguridad instauradas.

Referencias: Beckhaus, A. Castro-Rodríguez J. Down Syndrome and the Risk of Severe RSV Infection: A Meta-analysis Pediatrics September 2018, 142 (3) e20180225; DOI: https://doi.org/10.1542/peds.2018-0225
Malle, L., Gao, C., Hur, C. et al. Individuals with Down syndrome hospitalized with COVID-19 have more severe disease. Genet Med (2020). https://doi.org/10.1038/s41436-020-01004-w
Clift Ash K, Coupland Carol A C, Keogh Ruth H, Diaz-Ordaz Karla, Williamson Elizabeth, Harrison Ewen M et al. Living risk prediction algorithm (QCOVID) for risk of hospital admission and mortality from coronavirus 19 in adults: national derivation and validation cohort study BMJ 2020; 371 :m3731
Anke Hulls, et al An international survey on the impact of COVID-19 in individuals with Down síndrome Medrxiv. Nov 5 2020 doi: https://doi.org/10.1101/2020.11.03.20225359

Una vida plena y feliz para las personas con Síndrome de Down y sus familias

Línea Púrpura

Orientación a la Mujer 

 Víctima de Violencia

Línea de Emergencia

Línea Piénsalo

Consumo de sustancias psicoativas

Línea Apoyo Emocional

Corporación Síndrome de Down 2021 © Todos los Derechos Reservados | Powered with ❤️ by MiA Group Co.